¿Qué es la testosterona en mujeres? Funciones y efectos

La testosterona es una hormona esteroide que se encuentra en mayor cantidad en los hombres, pero también está presente en las mujeres en cantidades mucho más bajas. Aunque se asocia principalmente con los hombres y sus características sexuales secundarias, la testosterona también juega un papel importante en el cuerpo de las mujeres.

Funciones de la testosterona en mujeres

Efectos fisiológicos en tejidos reproductivos y no reproductivos

La testosterona en mujeres desempeña un papel crucial en el desarrollo y mantenimiento de los tejidos reproductivos, como los ovarios y el útero. También tiene efectos en otros tejidos no reproductivos, como los huesos, los músculos y la piel.

En los ovarios, la testosterona es necesaria para la producción de estrógeno, otra hormona importante en el cuerpo femenino. Además, la testosterona ayuda a regular el ciclo menstrual y promueve la salud ósea al estimular la formación de hueso.

En los músculos, la testosterona ayuda a mantener la masa muscular y la fuerza. También puede influir en la distribución de la grasa corporal, promoviendo una distribución más magra y muscular.

En la piel, la testosterona puede influir en la producción de sebo, lo que puede afectar la aparición de acné. También puede tener efectos en la producción de colágeno, lo que puede afectar la elasticidad y la apariencia general de la piel.

Asociación con la función sexual

Las concentraciones de testosterona en mujeres se asocian positivamente con la función sexual. La testosterona puede influir en el deseo sexual, la excitación y la respuesta sexual en general. Además, se ha demostrado que la testosterona puede mejorar la satisfacción sexual y la calidad de vida en mujeres con disfunción sexual.

Tratamiento para la disfunción sexual femenina

La testosterona también se utiliza como tratamiento para la disfunción sexual femenina. La disminución de los niveles de testosterona en mujeres puede estar asociada con la disminución del deseo sexual, la sequedad vaginal y la dificultad para alcanzar el orgasmo. El uso de terapia de reemplazo de testosterona puede ayudar a mejorar estos síntomas y mejorar la calidad de vida sexual de las mujeres.

Producción y circulación en el cuerpo femenino

La testosterona en mujeres es producida principalmente por los ovarios. Sin embargo, también se produce en menor medida por las glándulas suprarrenales. Además, los preandrógenos sintetizados por los ovarios y las glándulas suprarrenales pueden convertirse en testosterona en los tejidos periféricos.

La testosterona circula en concentraciones nanomolares en las mujeres de todas las edades. Sin embargo, los niveles de testosterona varían a lo largo del ciclo menstrual, siendo más altos en la fase folicular y más bajos en la fase lútea.

Efectos de la testosterona en mujeres

Unión a proteínas plasmáticas

La testosterona en mujeres se une fuertemente a las proteínas plasmáticas, como la albúmina y la globulina fijadora de hormonas sexuales (SHBG). Esta unión a las proteínas plasmáticas ayuda a transportar la testosterona por todo el cuerpo y a regular su disponibilidad y actividad.

Efectos en el tono vasomotor y función arterial

La testosterona tiene efectos favorables en el tono vasomotor y la función arterial en las mujeres. Se ha demostrado que la testosterona mejora la función endotelial, que es crucial para la salud cardiovascular. Además, la testosterona puede influir en la resistencia vascular periférica, lo que puede tener efectos beneficiosos en la presión arterial y la circulación sanguínea.

Mejora de la vasodilatación de la arteria braquial

La testosterona también se ha asociado con la mejora de la vasodilatación de la arteria braquial en mujeres. La vasodilatación es el proceso en el que los vasos sanguíneos se ensanchan, permitiendo un mayor flujo sanguíneo. Esto puede tener efectos positivos en la salud cardiovascular y la función vascular en general.

La testosterona en mujeres desempeña varias funciones importantes en el cuerpo. Además de su papel en los tejidos reproductivos y no reproductivos, la testosterona también está asociada con la función sexual y puede ser utilizada como tratamiento para la disfunción sexual femenina. La producción y circulación de testosterona en el cuerpo femenino está regulada por los ovarios y las glándulas suprarrenales. Además, la testosterona tiene efectos favorables en el tono vasomotor, la función arterial y la vasodilatación en las mujeres.

Deja un comentario